La segunda década del siglo XXI está trayendo un feminismo preñado de diferencias. Las dicotomías con las que podíamos explicar algunas cuestiones en el pasado, se vuelven ahora un pantone de posibilidades y opiniones ante los más diversos temas: identidades, islamofobia, cuerpos, pobreza, representación, prostitución, anticolonialismo, economía, maternidad subrogada, afrofeminismos, techos de cristal,etc.  Por ello, en esta mesa temática optamos por recoger esa multiplicidad de voces que es el feminismo actual.

La interseccionalidad la decimos, entonces, de dos formas. En primer lugar, el feminismo interseccional tiene en cuenta los múltiples ejes de opresión que operan en la sociedad (el género, la clase, la raza, la condición física o la religión, entre otros) cómo se relacionan entre sí y ―lo que más interesa― cómo visibilizarlos y analizarlos para generar soluciones. En segundo lugar, aquí interseccionalidad también nos sirve para disponer de un punto de encuentro de las diversas perspectivas feministas actuales.

Hablar de interseccionalidad desde la Academia tiene sus dificultades y contradicciones, aunque no por ello deja de ser un espacio necesario. Las contribuciones, por lo tanto, irán encaminadas a iluminar esta perspectiva, bien ampliándola, bien contrastando posturas.